¡Añade color a tu vivienda vacacional!

Una casa de alquiler de vacaciones puede ser completamente funcional con paredes que no tienen ni una gota de pintura, con muebles sencillos, e incluso sin ningún tipo de mobiliario. Sin embargo, sus huéspedes sentirán que algo falta. Las paredes se sienten desnudas y la casa incompleta sin que el color salte alrededor de su propiedad.

La razón por la que se siente así es que los colores tienen una forma de jugar con nuestro cerebro dándole muchos detalles para procesar. Es lo primero que notamos cuando entramos en una habitación y juega un papel importante en la creación de nuestra percepción sobre un lugar.

Además, los colores establecen el estado de ánimo en un espacio, afectando a cómo nos sentimos en una casa. Como propietario de un alquiler de vacaciones, siempre hay que tener esto en cuenta. El cerebro es un órgano interesante, y por eso le encantan los interiores coloridos y aquí explicamos cómo debería beneficiarse de ellos.


Crean un efecto equilibrado

Los colores crean un efecto equilibrado en su alquiler de vacaciones.

Como mencionamos antes, una habitación parece incompleta si le falta color. Por otro lado, una habitación llena de chispas de color se siente bien redondeada, y es atractiva para la vista. Por eso una habitación con un tema de color extendido (es decir, indicios del mismo color en los muebles, almohadas, escaparates, alfombras y suelos) se siente unida. El color juega como un factor de equilibrio en la decoración interior.

Cuando se trata de elegir los colores para su alquiler de vacaciones, comience con colores que funcionen bien juntos en cada habitación. Puede comenzar desde afuera haciendo coincidir el color del revestimiento con los interiores para crear un equilibrio. Cuando elija el revestimiento, tenga en cuenta el color del tema que desea. 

Establecen el tono de nuestros estados de ánimo

Los colores no sólo se refieren al aspecto de una habitación, sino que también influyen en cómo nos sentimos cuando estamos en esa habitación. Esto se debe a que los colores evocan nuestros estados de ánimo. Por lo tanto, debe usar el color para establecer el tono de cada habitación de su casa de alquiler de vacaciones.

Elija colores cálidos para el salón de su vivienda vacacional.

Por ejemplo, la sala de estar es el espacio donde sus invitados se reúnen y socializan. Quieres un color que anime el espacio, que lo haga sentir como un lugar divertido para estar y que provoque conversaciones. Los colores cálidos y atrevidos como el rojo, el naranja y el amarillo son una gran elección para ese espacio.

Por otro lado, quiere crear un efecto calmado y relajante en el dormitorio. Colores tranquilos como el púrpura, el azul y el verde son opciones perfectas para esto.

Hace resaltar nuestras personalidades

Las paredes vacías hacen que las habitaciones se sientan vacías e incompletas. Decora las paredes de tu casa de vacaciones con arte que inyecta una apariencia atractiva y cohesiva. ¿Qué clase de arte es ese? Bueno, porque la gente es diferente y no es posible decir el tipo de arte que le gusta a sus huéspedes y el que no les gusta, es mejor ir con sus instintos para este.

Elija cualquier escultura o pintura de los artistas locales – arte que dice algo sobre la cultura local. Cualquier cosa que le guste está bien siempre y cuando no sea ofensiva o irrespetuosa con respecto a la religión, la política, la sexualidad o la raza, entre otros aspectos divisorios.

Ten en cuenta que los colores que uses y los cuadros que cuelgues le dirán a tus invitados el tipo de anfitrión que eres. Asegúrese de crear un buen ambiente, donde sus huéspedes se sientan cómodos, y es más probable que dejen una crítica positiva sobre su propiedad.

Crean diferentes percepciones

La mayoría de los huéspedes quieren quedarse en espacios amplios y luminosos. Desafortunadamente, las grandes propiedades son un privilegio que no todos los propietarios de un alquiler vacacional pueden ofrecer a sus huéspedes. Afortunadamente, los colores tienen una forma de engañar al ojo de que un espacio pequeño es espacioso. Sólo hay que ser creativo cuando se juega con ellos.

Por ejemplo, pintar un ligero tono de color tanto en las paredes como en el techo hace que una habitación parezca espaciosa verticalmente. Del mismo modo, tener los muebles de un color similar al de las paredes permite que ambos se mezclen visualmente, creando un aspecto más abierto.

Además, el color también puede ser usado para mejorar el brillo de un hogar. Pintar un color claro refleja la luz del exterior haciendo que una habitación parezca más brillante. Además, las habitaciones más brillantes parecen más grandes visualmente.

Conclusión

Como se muestra arriba, los colores tienen una forma de evocar nuestro cerebro para percibir diferentes aspectos de la decoración y el diseño interior. Al elegir los colores, no se apresure a elegir los que están de moda.

Póngase en pose y pregúntese qué dirá el color sobre su propiedad, cómo puede mejorar la experiencia de sus huéspedes y si unirá toda la decoración para crear un equilibrio en su casa de alquiler de vacaciones.


DRAGO Property Management

“Tu casa, la vemos como tú”

www.dragopm.com

www.dragoholidays.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *